Pues yo no echo de menos el papel

Absolutamente con todo el mundo con el que he hablado sobre los libros electrónicos me ha dicho lo mismo: “Mola, pero no puede sustituir al papel, el olor a libro nuevo…”.

Tendrán que disculpar mi estupidez y/o falta de sensibilidad, pero estas afirmaciones me resultan algo extrañas: Cuando voy a una librería veo que la gente mira los libros, lee la sinopsis de la contraportada, ojea un poco el libro…  lo que nunca he vista es a nadie que se ponga a olisquear los libros y se los compre por su olor (aunque reconozco que puede ser que quizás lo hagan en privado, y si no les gusta el olor lo devuelvan).

Personalmente pienso que lo importante de un libro es el contenido, no el continente, no echo de menos ni el papel, ni su olor, ni las tapas duras, ni blandas; lo único que echaría de menos sería no poder leer un buen libro. Cual sea el soporte donde estén impresas las letras me es indiferente.

No me malinterpreten, cada uno es libre (o debería ser libre) de hacer lo que quiera con lo que compra, por supuesto es perfectamente aceptable que huelan los libros y se deleiten con el papel reciclado y la tinta impresa en éste. Yo prefiero ir directo a la lectura, y para eso un libro electrónico tiene unas cuantas ventajas sobre el papel, así que me quedo con los libros en formato electrónico si puede ser.

Una sugerencia para los fabricantes de lectores de libros electrónicos: Hagan que sus dispositivos huelan a papel, montones de yonquis de oler libros se lo agradecerán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s